La Adopción de Lea

Os presento a la nueva ayudante de Tienda Bonica, Lea, aquí comienza nuestra historia en la que os voy a contar cómo fue su adopción.

La adopción de Lea

Como bien sabéis, porque lo comuniqué por Redes Sociales, y sino os lo cuento ahora, murió Aby, mi cobaya, se puso enferma de repente, y dejó de comer, la llevé a su veterinario de exóticos y la dejaron ingresada, pero poco pudieron hacer por mi chiquitina. Yo me quedé destrozada, habíamos estado juntas casi 4 años, y lo único que podía hacer era llorar y llorar. Si tenéis animales, estoy segura que me entenderéis, me quedé vacía. Mira que mi casa es pequeñica, pero sin ella se me hacía muy grande, sobretodo por las mañanas, ya que es cuando más atenciones le dedicaba.

Pues bien mi mamina y Manu, un amigo, me dijeron que lo mejor era adoptar a un perrete, y no tuvieron que insistir mucho, porque a los 2 días me puse en contacto con la protectora que me había recomendado Manu, Fenixcan en Guadarrama y allí que me fui a buscar a un perrete para hacer una adopción.

Los chicos que me atendieron de la protectora, super majos, me estuvieron preguntando cuál era el tamaño que estaba buscando y les dije que tenía que ser pequeño, puesto que mi casa no es muy grande. Entonces me dijeron que de ese tamaño no tenían, y les dije que ya que estaba allí que sí podía verlos. Lo que para mí es pequeño para ellos es mediano, y ¡claro que tenían!.

En uno de los cheniles estaba Lea, y fue amor a primera vista, todos los perretes ladraban, y algunos se asustaban, pero ella noooo, Lea estaba a 2 patas, no paraba de mover su rabito con cara de «llévame contigo». Yo seguí viendo a todos los perretes, pero ella no me quitaba sus ojos de encima y yo no podía evitar sonreír y mirarla a ella también.

Los chicos me contaron qué Lea estaba enferma con el parvovirus, que había estado en cuarentena aislada de todos los perretes, ya que es una enfermedad muy contagiosa. Salí de las instalaciones con toda la documentación para la adopción. Lo primero que hice fue investigar esa enfermedad y llamar a Begoña, la veterinaria de confianza, la que siempre ha tratado a todos nuestros perros y gatos y me dijo que si se recuperaba del parvovirus sería una perrita fuerte.

Así que no me lo pensé mucho, esa misma tarde entregué toda la documentación por email, y me puse en contacto con la protectora, para la entrevista. Los contacté por email, whatsapp, messenger, porque quería que me hicieran la entrevista cuanto antes. Quería saber si entre Lea y yo existía ese vínculo, necesitaba conocerla fuera de una jaula, poder tocarla y saber si entre nosotras había esa magia.

Jesús el director de Fenixcan, al día siguiente me contestó y me preguntó qué día de la semana me venía bien la entrevista, y rápidamente contesté «esta tarde».

Jueves 5 de Diciembre a las 17:00 horas

Allá que fui preparada para tener la entrevista, estaba nerviosa porque no sabía si Lea me iba a querer a mí como su dueña. Jesús me estuvo haciendo unas preguntas, y todo iba bien hasta qué me preguntó porque quería adoptar un perro con tanta rapidez. Y entonces, mis ojos se cubrieron de lagrimas y no pude parar de llorar. Cuando pude articular palabra le conté mi vida con Aby, y el vacío tan grande que me había dejado y que necesitaba dar todo ese cariño a un perrito y tener su compañía.

Jesús, super majo, me informó de la enfermedad de Lea, y que al tener el parvovirus, no habían podido ponerle aún las vacunas ni el chip, que aún le quedaban 15 días más de recuperación. Entonces me dijo que para poder llevármela ese mismo día a casa, sería un contrato de apadrinamiento con vistas a una adopción. Le dije que no había ningún problema que la cuidaría, pero que antes de hacerme ilusiones, necesitaba saber si yo le iba a gustar a Lea. La trajeron y Ay!, que bonica, un rabo de lagartija, como me miraban esos ojos, nunca lo olvidaré, y en ese instante comenzó nuestro bonico y más puro amor.

Pero ahí no termina esta historia….

Nos fuimos a casa, y tocó poner empapadores delante de las puertas de salida de casa y de la terraza, para que pudiera hacer sus cosas, ya que hasta que no le pongan las vacunas no podrá salir a la calle. Al día siguiente era fiesta viernes 6 de Diciembre y las peluquerías caninas estaban cerradas, así que el sábado 7 de Diciembre cogí cita en la peluquería para darle una buena sesión de spa y que la dejaran más bonica de lo que es.

Han sido 15 días increíbles, Lea es bonica, cariñosa, juguetona y también un poco trasto, pero esto lo dan sus 8 meses de vida.

Collage lea

Y hoy llega el GRAN día, el día de la adopción.

Ays estoy nerviosa, y súper contenta al mismo tiempo. Qué suerte he tenido de encontrarla, y soy súper afortunada de tenerla conmigo, doy gracias a la vida por darme la oportunidad de amarla y de sentirme querida por ella.

Y mañana……le toca veterinario, para que le pongan todas sus vacunas, y también para ponerle el chip.

Ya os contaré cómo va siendo nuestra vida juntas, porque ahora comienza una vida para ambas, paseos por los parques, conociendo nuevos lugares y disfrutando de la naturaleza.

Os recomiendo la adopción de un perrete, desgraciadamente hay muchos en las protectoras que necesitan cariño y atenciones, pero si por lo que sea no puedes adoptar, también puedes ser casa de acogida por unos días, o también puedes ayudar como voluntario, o sino, puedes llevar mantas y toallas que ahora con este frío lo necesitan. También les viene muy bien collares y correas, como veis tienen muchas necesidades, ¿te animas a poner tu granito de arena?

Sólo quiero deciros una cosa más,

SIEMPRE adopta, un perro es para toda la vida, no sólo para ésta Navidad.

No te pierdas nada y síguenos en Instagram y Facebook

14 Comentarios

  1. Pepi planells

    Me encanta esta historia….ojala haya mas personas como tu,no sabe la suerte que ha tenido!!!

    Responder
    • Tienda Bonica

      Siiiii, yo también deseo que haya más gente dispuesta adoptar y dar otra oportunidad a los perretes. La suerte es mutua, ella es un amor, tan cariñosa, que es imposible no quererla. Gracias por tu mensaje, me hace mucha ilusión que te haya gustado nuestra historia.

      Responder
  2. Ana M.

    No sabe la suerte que ha tenido Lea!!

    Responder
    • Tienda Bonica

      Hemos tenido suerte las 2 por encontrarnos, la vida da segundas oportunidades. Estamos felices, gracias por leer la historia.

      Responder
      • María

        Alguien tan bonica cómo tú tenía que hacer algo así, tan bonico !!!!!
        Recientemente sabes que falleció una de mis gatitas. El vació que dejan es tan doloroso y tan grande… Y a los pocos días llegó Nube (tb adoptada) . Una mascota no sustituye a otra pero mi familia y yo siempre adoptamos. Hay muchos animales abandonados y con Nube es nuestra quinta adopción. Lea estaba claro que tenía que ser para ti y tú para ella. Un besazo a ambas.
        😍🥰😘

        Responder
        • Tienda Bonica

          Ayss que me sacas los colores, mil gracias por tus bonicas palabras. Cada vez somos más adoptantes y eso esta guay porque por desgracia hay todavía mucho animal abandonado que necesita nuestro cariño. Ojalá llegue un día que se prohiba la venta de animales y terminen con las mafias que hay detrás. Y por supuesto que haya leyes para no permitir el abandono. Pero nos vamos a quedar con lo bueno, con toda la gente bonica que hay como tú, que le da otras oportunidades a los animales abandonados.

          Responder
  3. Jesus

    Un placer contar con adoptantes como tu👌😃ser muy felices❤️

    Responder
    • Tienda Bonica

      Mil gracias por todo, ojalá que con esta historia más gente se anime a dar una segunda oportunidad a un perrete y sino pues que os echen un cable con todas las necesidades que tenéis que cubrir para que los perretes estén lo mejor posible en vuestras instalaciones.

      Responder
      • Kika

        Ay Prima que me ha encantado!! Habrá que hacer alguna quedada perruna con mi Yuki!! Eres enorme!! 😘

        Responder
        • Tienda Bonica

          Por supuesto, cuando los dos perretes puedan cuenta con ello. Me alegro que te haya gustado nuestra historia.

          Responder
  4. Paloma

    Yo hace dos años fui a Fenixcan a llevar mantas. Me dijo Jesús que si quería ver los perros y me enamoré de un podenquito llamado Pepino. A la semana lo tenía en acogida, lo adopté y estamos felices. A los 6 meses adopté a otra perrita. Ahora tengo 4 amores. Son lo mejor que me ha pasado en la vida

    Responder
    • Tienda Bonica

      Que bien que hayas adoptado perretes, la vida con ellos es especial, normalmente los perretes adoptados suelen ser muy cariñosos, son tan agradecidos, están tan necesitados de amor….. Gracias por compartir tu historia. Ojalá esta historia se haga viral y llegué a muchísima gente para que haya muchas adopciones.

      Responder
  5. Yolanda

    Ha sido una gran suerte para ambas por todo el amor que os merecéis y que os daréis mutuamente.
    Más acciones así, fruto del amor incondicional, harían un mundo mejor,por el bien de los animales. Todo mi amor para Lea y para tí, amiga!

    Responder
    • Tienda Bonica

      Mil gracias por tus bonicas palabras, me has emocionado. Ojalá puedas conocerla, ella se enamorará de ti seguro.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Abrir chat
1
¡Bienvenido a Tienda Bonica!
Un perro es para toda la vida. No sólo para esta Navidad.
Powered by